jueves, 6 de mayo de 2010

Irish Rainbow

Era noche cerrada y sus pasos resonaban a lo largo del callejon. El frio y la lluviala arropabancomo si de una ligera manta se tratara y sus brazos se cernian sobre su peqenyo y fragil cuerpo con mas fuerza de la que acostumbraban. Quizas, cualquiera que la viese no pensaria lo mismo, pero por dentro, nadie alcanzaria a comprender cuan quebradiza era.

Su vida nunca habia sido facil. Ni siquiera ahora que habia conseguido trabajo como dependienta en una pequenya tienda de segunda mano, una Hermosa casa no muy lejos del lugar donde rabajaba y con un alquiler suficientemente bajo como para poder permitirse pequenyos caprichos.

Sus pies pararon frente a una pequenya floristeria. No sabia muy bien el motivo por el que se habia detenido alli, tan solo sabia que no podia apartar la mirad de esas preciosas flores de colores. Pensaba, una y otra vez, mientras retomaba el camino a xasa, porque prcisamente esa noche, de entre todas las que habia pasado por alli, se habia detenido en frente de aquella tienda atrida como si fuse una aveja en busca de l nectar que le da la vida, la sostiene y la alimenta.

Hacia mucho tiempo que se sentia sola. Apenas salia de casa, excepto cuando tenia que ir a trabajar o a comprar. Incluso, en las pocas ocasiones en las que quedaba con sus amigos, por muy bien que lo pasase, no podia desprenderse de esa sensacion tan agustiosa que le oprimia el pecho de tanto en tanto y que habia aprendido a evitar con pequenyas distracciones en su vida.

Tras aquella primera noche, frente a la floristeria, sus pasos le habian traido de vuelta en repetidas ocasiones, cada vaz mas frecuentes y permanecia por mas tiempo. Siempre que volvia a casa o caminaba hacia el trabajo, por el simple hecho de haber estado alli, le daba la fuerza necesaria para esvozar una sonrisa, caminar con la cabeza alta y sentirse completamente segura de si misma mientras canturreaba algunq ue otra cancion. Posiblemente esto, la seguridad en si misma, era uno de sus mayors problemas. Pensaba demasiado las cosas cuanto mas pensaba algo mas cuesta arriba se le hacia. Tan solo frente a la floristeia dejab de pensar y le embargaba una sensacion pacificadora.

Al fin, tras una noche de helado, pel’icula romantica y tres lagrimas, comprendio el significado de aquellas flores, mientras dormia.

Era verano, el sol brillaba con fuerza y las Colinas no Lucian tan verdes desde hacia muchos meses. Ella ascendia hacia una csasa pequenya y blanca, con la puerta y las ventabas verde esmeralda, y frente a ella un enorme arcoiris surcaba el cielo impregnando con sus colores las blancas margaritas que rodeaban la casa. A un lado un pequenyo riachuelo, a lo largo de la planicie, se adentraba en un espeso bosque, aunque segun recordaba, lo suficientemente claro como para poder pasear por el.

Aquellas eran las tierras de su infancia. Irlanda. Donde habia pasado los dias mas felicies de su vida y los que ahora le hacian ser feliz en sus momentos duros. Y bien orgullosa podria estar de ello.

Al despertar, todo cuanto sntio, la pena, los miedos, las dudas, las cuklpas… todas ellas desaparecieron. Se sentia una mujer renovada, fuerte, segura de si misma. No pensaba dejar escaper las oportunidades de vivir y menos aun las de sentir. Porque pese a todo, siempre tendria un lugar al que volver y la vida estan efimera como el arcoiris. Aun asi, aunque desaparezca tan rapido como vino, mas tarde o temprano volvera. No teine sentido preocuparse por nimiedades. Ta solo vivir como quiera vivir y no como otros quieran que viva. Preocuparse por las cosas que valen la pena y aceptar las cosas conforme vayan surgiendo.

Aquel dia se levanto decidida, puso su suenyo en el pedestar del su Corazon y se lanzo a la vida con la illusion de intentar hacer, bio o mal, todo cuanto quiso hacer y siempre temio.

Fernando Suria Marco.

PD:

No se como sucedera todo. No tengo ni idea si la tormenta durara o si las aguas seran apacibles. A veces me pregunto si vale de algo mi sentido romantico de la vida y las relaciones..... En cierto modo echo de menos el no complicarme la vida. Pero se que me la quiero complicar y por lo visto, cuanto mas dificil, imposible y extranyo sea tanto mejor.

2 comentarios:

~ * Beatriz * ~ dijo...

Seguro que te sale todo genial!
Me ha encantado el texto.

pantoufle-bambam/Lena Morï dijo...

very bonito...