domingo, 23 de agosto de 2009

When you come to my mind



When you come to my mind i feel sorrow at my soul



No se porqué, porqué precisamente hoy no he podido dejar de pensar en ella. ¿estará bien?¿Se acordará de mi?¿Será feliz? ... la echo mucho de menos aunque ella no sepa nada. Anoche ya empecé a vivirla más de cerca al mirar las estrellas en un cielo raso y con el frio abrazando mis costillas en lugar de esos brazos flacuchos y el viento susurrando en mis oidos en lugar del candor de su risa suelta y sincera. Hoy la tuve presente casitodo el día mientras leia, paseaba o terminaba de escribir una carta que lleva más de un mes siendo escrita poco a poco, paso a paso....

Cuando he regresado hoy a casa desde el pueblo me ha dado por rever las fotos que nos hicimos juntos cuando estuve allí.... sé que es inútil vivir de recuerdos, que no trae nada bueno y solo finas hebras de alegría y algunas dosis de tristeza.... pero quisiera tanto volver a verla... volver a abrazarla.... Echar a andar sin rumbo, echarnos en cualquier parque, charrar y charrar... faltarnos el uno con el otro, reir sin más, hacerle pasar verguenza pública y que ella me la haga pasar a mi personal. Aunque ella me crece y se me van todos los miedos, sobretodos esos de hablar con gente que no conozco... Mi pequeña hermanita....

3 comentarios:

Lau dijo...

llevo echandote de menos desde que te marchaste...

ven a zaragoza, por favor

starlights dijo...

precisamente yo por eso me he autoprohibido ver fotos de hace tiempo: no trae nada bueno, sólo un montón de tristeza.
espero que estés mejor :*

Ruth dijo...

No es bueno vivir de recuerdos, pero qué sería de nosotros sin ellos???

Siempre hay gente que merece ser recordada.

Besos.